05 noviembre, 2011

Punto y seguido.

Alarma.Bostezo.Cinco minutos más.Me estiro y meto los pies dentro de las pantuflas.Abro las cortinas y el sol entra.Pongo música mientras encuentro mi uniforme. Lo encuentro y me lo pongo agradecida de que aun me quede. Paso unos segundos intentando poner mi cabello en orden. Me pongo algo de maquillaje, me veo en el espejo y me arrepiento. Quito el maquillaje. Suspiro. Sonrío para motivarme a mi misma. Tomo mi mochila nueva y bajo las escaleras de caracol.

-Buenos días.
Responden de igual manera mi familia.

Desayuno huevo revuelto y un vaso con leche y café. Veo la hora en mi reloj. Voy corriendo y me lavo los dientes. Abro la puerta de entrada después de tomar las llaves del auto. Le hablo a gritos a mi hermano. Es tarde. Abro el garaje automático y entro al silencio del automóvil. Espero en la calle a mi hermano. Toco el claxon dos veces. Veo a Alex corriendo. Se pone en el lugar del copiloto. Acelero. Veo una pequeña luz intermitente. Falta gasolina. Compraré de regreso. Me detengo en frente del edificio blanco. Alex baja desanimado. Tomo mi celular y lo sostengo en la mano mientras me pongo la mochila en la espalda. Me recargo en el asiento. Sonrío mientras pienso en las personas que veré hoy.

Camino sonriendo. Siento la mirada de los demás. Se preguntan por qué sonrío, seguramente.Subo la escalinata. Flashback. Un año atrás. Mismo pasillo. Mismo lugar. Él...

-¡Pauline!-gracias por devolverme a la realidad...seas quien seas.
Alguien me abraza, huele a colonia.
Sonrío.
-Cameron.
-No supe de ti en todo el verano-le brillan los ojos. Tiene un corte de cabello distinto.
-Si, yo...estuve ocupada.
-Me alegro de verte-él sabe que no me gusta hablar de cosas privadas.-¿Ya tienes tu horario?
¡El horario!
-No, iré a la oficina por él.

Alguien llega y saluda con una palmada en la espalda a Cameron. Le sonrío timidamente y me despido de ellos.

-Aquí tiene, señorita. Tenga un buen día.-la misma mujer que me atendía cuando me sentía enferma o buscaba a algún profesor se encontraba frente a mi. Tiene anteojos diferentes y un labial rojo.
-Gracias-sonrío agradecida mientras sostengo un papel en mi mano.

Salgo al pasillo mientras leo el papel. No volteo a ver a nadie, siento la reacción de mi cuerpo cuando alguien se tropieza conmigo.

-Lo siento mucho-me disculpo
-¡Ten cuidado la próxima!-una voz no tan amigable responde.
No la reconozco a ella, pero sí a su mirada y estilo. Me mira de arriba a abajo y se retira, sacudiendo su brazo como si yo fuera contagiosa. Pongo los ojos en blanco.

Mi primera clase es historia. Me dirijo hacia el aula indicada. Llego varios minutos antes de que suene el timbre así que me siento tranquila en una silla. Estoy sola en el salón.

-¡Buenos días!
Kate me saluda con una sonrisa de lado a lado.
-¡Kate!-me levanto de mi lugar y la abrazo-ya te extrañaba.
-Y yo a ti Pau-nos sentamos juntas y platicamos un rato.
Suena el timbre. Veo a mi alrededor. Trato de identificar a alguien conocido. Sólo encuentro a Megan, quien me ve de soslayo y sigue riéndose con sus amigas. Parecen clones. Identifico a la chica con quien tropecé en el pasillo, y ahora sí que la reconozco. Su nombre era Ashley.

Cuando terminó la primera clase salí al pasillo para dejar mis libros en el casillero, según lo que mi horario decía, me tocaba clase de química. Me dirigí a el laboratorio que se encontraba en el pasillo principal de la escuela. Entré sola puesto que Kate tenía una clase distinta a esta hora.

-Y nos reencontramos-dije en mi cabeza cuando me senté en el único lugar vacío que quedaba, junto a Walter.
Podía sentir su incomodidad en el aire. Le sonreí y traté de llevar una conversación sencilla.

Pensé que este año todo iba a ser diferente, pero las cosas hasta ahora no iban muy... diferentes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

holaa! C:

que curioso lo que dice al final... yo siempre digo eso,
"este semestre va a ser diferente, va cambiar..." y pofff cuando inicia, resulta que es igualito al anterior...

Paula...♥ dijo...

¡Me ha encantado! ¿Quién es Ashley? Seguro que una pija inaguantable...
Espero que vea ya a Oliver y a Tony. :D
Publica cuando puedas, Pau. Un beso. ^^