29 noviembre, 2011

Fascinación.

Cuando salgo de la clase de geometría, bostezo adormilada y camino sola hacia la siguiente clase, el pasillo está repleto de personas pues es el cambio de clases, veo a lo lejos a Megan, quien se ríe estrepitosamente con alguien más. Hago un pequeño "argh" en silencio y justo cuando pensaba pasar a su lado ignorandola, me doy cuenta de quién es su compañía...
Cambio mi rumbo y me dirijo hacia donde se encuentran.

-¡Hola!-saludo emocionada a Oliver.
 -Pau, ¡te he estado buscando toda la mañana! te mandé un mensaje al celular también pero nunca contestaste!-me reclama alterado.
-lo siento mucho, tengo el celular en la mochila, lo olvidé por completo.
-como sea, al menos ya te encontré, o bueno, tu me encontraste-me da un abrazo fuerte y después mantiene su brazo alrededor de mi cintura.
Oímos un carraspeo.
-Ah ya se conocían, que bien-sonríe Megan confundida.-y  ¿cómo se conocen?
-ehh-Oliver y yo intercambiamos miradas un momento-larga historia-respondo
-y ¿cómo se conocieron ustedes?-pregunto a Oliver y Megan
-Oliver resultó ser mi vecino de casilleros-habla ella sólo mirando a Oliver

-Megan me ayudó a abrir el casillero-me dice él despreocupado

-Si, el muy tontito no sabía como poner la clave-rieron juntos mientras yo no entendía el chiste.

-bueno, seguro luego tendré tiempo de escuchar, nos vemos-Megan guiña un ojo y se va caminando como modelo.

-Que amable-comenta Oliver inocente
-Si...
-Bueno, ¿en dónde nos quedamos?
-Ah si...-beso a Oliver unos segundos hasta que el timbre vuelve a sonar y cada quien nos dirigimos al salón que nos toca.

Cuando el día termina, Kate, Tony, Oliver y yo vamos a comer al mejor restaurante de hamburguesas (según Kate). Hablamos del primer día de todos, los dos chicos dicen que la escuela es bastante distinta a como es en Francia, luego empiezan a hablar de como extrañan la comida, no se como pero terminamos hablando extrañamente de seres mitológicos. Cuando terminamos de comer, pagamos la cuenta y salimos caminando del lugar:

-Bueno, será mejor que me vaya, tengo que llegar a clases de ballet-dice Kate
-Sí, yo también me tengo que ir ya-se despide Tony-si quieres te dejo en tu casa de camino-le dice él a Kate.
Terminan yéndose los dos en el auto de Tony.
Oliver y yo nos vamos en mi carro y paseamos un rato en el parque...

-Me alegro que te haya gustado la escuela-le sonrío mientras caminamos juntos de la mano
-Sí, espero poder acostumbrarme.
-Lo harás.

Nos sentamos en el césped, Oliver se recarga en un árbol y yo me acurruco a su lado, poniendo mi cabeza en su hombro. Cierro los ojos y siento su respiración. Luego pongo mi oído sobre su pecho y escucho su corazón latiendo, por alguna razón siempre me a fascinado oír los latidos de las personas, simplemente me parece...relajante.
Así estoy un rato, mientras él acaricia mi cabello y me deja escuchar el ritmo de su corazón.
Un rato más tarde, vamos al departamento de Tony, en donde vemos el atardecer juntos.
Al final del día regreso a mi casa y termino el día tomándome un largo baño.
Terminó siendo un buen día, después de todo.

1 comentario:

Paula...♥ dijo...

¡Dios, me ha encantado! Oliver es tan mono... Pero, sinceramente, prefiero a Axell, y lo añoro muchísimo, porque ya no sale en los capítulos... TT
Publica pronto, por favor. :)
Besos! ^.^
PD: Por cierto, ya he publicado el capitulo 43. ;)