07 octubre, 2011

Un clavo saca otro clavo.

Me quedé inmóvil esperando que no me hubieran visto. Pude reconocer que era un taxi amarillo, se estacionó justo en frente de la casa vecina y bajaron dos personas, luego abrieron la cajuela y sacaron de ella unas maletas gigantes. Caminaron con ellas hacia el porche de la casa.
Pude identificar quienes eran cuando se quitaron unos lentes de sol y me saludaron desde lejos, era la madre de...Axell, no podía recordar su nombre puesto que hacía varios meses que no la veía, parecía cansada y hasta más vieja. La otra persona era más bajita, Mariana, su hija, tenía más parecido a su madre cada día, quien tenía el cabello igual de ondulado y la piel muy pálida.
Hacía tanto tiempo que no las veía. Era como ver a unos fantasmas de mi pasado.

Escuché cómo la señora gritaba algo hacía donde me encontraba pero no pude escuchar nada. Me habían reconocido rápido.
-¡¿Perdón?!-le dije a gritos
-Que haz...-no pude escuchar lo demás

Decidí acercarme a ella pues me pareció un tanto ilógico estar hablando a gritos por la calle.

-Que haz crecido bastante-dijo mientras me abrazaba.
-Ah...si.
-Hacía un tiempo que no te veía ¿cómo está tu familia?-preguntó cordial
-Bien gracias...¿y la suya?-sabía que había sonado más curiosa de lo adecuado.
La señora cambió de expresión en un segundo.
-Sólo hemos regresado porque mi Marianita no quería perderse su primer día de clases.
Observé a la pequeña o ya no tan pequeña Mariana. Parecía perdida.
-¿Y su esposo?
-Él y mi hijo no regresarán por un tiempo-puso una cara larga con ojos apagados
No supe que decir así que mejor decidí retirarme.

-Bueno, será mejor que vayan a descansar, parecen cansadas por el viaje
Me contestó con una pequeña sonrisa y desaparecieron por la puerta de su hogar.

Yo caminé a paso lento los metros que había entre mi casa y la suya, me pasaban cientos de cosas por la cabeza. No era sano seguir estancada en el pasado, con personas del pasado y sentimientos un tanto olvidados pero simplemente no lo podía evitar.

Estuve en "automático" hasta que me di cuenta que estaba sobre mi cama, sin moverme. Inmersa en mis pensamientos. ¿Por qué tenía que se tan complicado? ¿Por qué el amor era así?
Un día alguien tiene tu corazón y al día siguiente lo robaban y destruían.

Pero no podía seguir así, pensando que él volvería y todo sería igual, simplemente no debía, no debería de pensar en él. Tenía que olvidarlo por completo. ¿Pero cómo? No podía eliminar todos los recuerdos y sentimientos.
Aunque...sí podía reemplazarlos.

 Tenía que encontrar algo que me hiciera olvidarlo. Tenía en la punta de la lengua lo que podía hacer, pero sabía que estaba mal. Quizás tendría que ser un poco egoísta y pensar en mi, pero, estaba casi segura de que daría resultado. La respuesta era...Oliver.

4 comentarios:

Paula...♥ dijo...

:O! ¿Axell no volverá hasta dentro de un tiempo? ¡JO! Yo quiero que vuelva ya. :(
¿Y Pauline va a utilizar a Oliver para olvidarse de Axell? Yo nunca haría eso, porque ella esta enamorada de Axell y por Oliver no siente nada, ¿O si?
Publica pronto. Besos. :)

Mia dijo...

No!!! Porque la entrada tan corta??
Aun así me encanto!
Pobre axell, pobre Oliver :(

girlsrules dijo...

ohh dios me ecanta .... geniall.. volvi a ver tu blog. jajaj no lo podia olvidar.

angie dijo...

OMG no lo puedo creer!!!!
esta genial la entrada publica pronto por cierto me estoy leyendo un blog que al parecer apenas esta iniciando y me gusto no se si lo podrias recomendar o ps si a alguien le interesa aqui les dejo el link
http://loveandfriendship-dangie.blogspot.com/