13 junio, 2011

Unos dirían que es una coincidencia, otros lo llaman destino

-Te vas a matar
-Claro que no, soy un experto-rió-¿No vienes?-extendió su brazo hacia mi para que lo siguiera
-No gracias
-Bueno, probaré qué tan bien está el oleaje & después te obligaré a meterte-dijo autoritario
-Ni loca-respondí seria

Matthew se dio media vuelta & en menos de un minuto ya estaba nadando mar adentro, sobre su tabla de surf.

Era un miércoles de mi verano, después de varios días sin saber nada de Matthew, me había hablado por teléfono & me había invitado a la playa, quería meterme en su mundo & practicamente obligarme a aprender a surfear. Sí claro.

A lo lejos vi como se ponía de pie sobre la tabla & se deslizaba por las olas, bueno si algo le creía era que sí era un experto en esto. Me había contado que había entrado a varias competencias pero que este verano había decidido trabajar...enseñando a surfear a otras personas. No me convenció mucho cuando se ofreció a ayudarme a surfear porque primero que nada no era nada buena para ninguna clase de actividad física & segundo, porque no le tenía mucha confianza a las olas, sentía que me tragarían & terminaría ahogandome. Cuando se lo dije a Matt, sólo se rió.

Pero bueno, aquí estábamos, en una playa no muy concurrida pero tampoco muy abandonada, había unos cuantos edificios detrás, todo estaba muy tranquilo así que supuse que serían apartamentos y no hoteles.

Matthew estuvo un rato en el mar, se veía muy divertido, & mientras él hacía lo suyo, yo saqué mi cámara & tomaba fotografías a todo.

Estaba a punto de tomar una fotografía más cuando me di cuenta de que alguien se acercaba desde el camino que venía del edificio, alejé el lente de mis ojos & puede distinguir a la persona.

¿Pero qué hacía aquí?

-¿Qué...
-Vivo allí-señaló el edificio detrás nuestro antes de que terminara mi pregunta-pero la pregunta aquí es...¿qué haces tú aquí? y sola además.
-no vengo sola, estoy...acompañando a un amigo mientras trabaja...
-¿ah si? bueno yo también estoy esperando a alguien...
-¿pensé que no conocías a nadie de aquí?
-He conocido a algunas personas ultimamente, ya soy practicamente un ciudadano de Port Spirit-dijo bromeando
-Si claro-reí-ah mira ahí está mi amigo
-Y ahí viene la persona que esperaba...
Los dos señalamos al mismo sitio al mismo tiempo, Matt, que en ese momento salía del mar con su tabla en el costado, nos observó extrañado.
-¿Pero qué rayos?-volvimos a hablar al unísono mi primo y yo
-El es mi maestro de surf-reclamó Tony
-Y él es mi amigo-me puse de pie mientras Matt se acercaba hacía donde nos encontrábamos los dos

-Matt no me dijiste que él era tu alumno-señalé a mi primo incrédula
-No vi la necesidad, pero...¿ya se conocían?
-El es mi primo-dije agitada
-Pero si Tony viene de Francia-reclamó con voz tranquila
-Él es mi primo que vivía en Francia-dije irónica
Matt se quedó en silencio, su boca formando una pequeña "o".

Le aclaramos todo a Matt, & después Tony acercó una tabla de surf obscura que estaba colocada en la arena a unos metros de nosotros, no podía creer que no la hubiera visto antes.

-Entonces ¿quíeres tomar la clase?-preguntó Matthew con voz dulce
-Ehh
-¡Vamos Pau! es divertido-comentó Tony
-Ni siquiera tengo una tabla de surf-reclamé
-Puedes usar la mía, no hay problema-ofreció mi amigo

Los observé un momento a los dos. Suspiré rindiendome.
-Está bien, pero si me muero ahogada la culpa será de ustedes.
Tony puso los ojos en blanco & me jaló del brazo diciendo: "no te pasará nada, tonta".

Matt se puso serio y me fue explicando todo acerca del surf, las formas de colocarme sobre la tabla, como girar, mantener el equilibrio & como no quedar adoloridos después de caer al agua. Que inspirador.

La primera vez que me coloqué sobre la tabla y me metí al océano fue...espantoso. No podía pararme de la tabla ni por cinco segundos. Me dolían los ojos por la sal del mar. Y cuando volteaba a mi lado veía a Tony en pie sobre la tabla cada vez más alejado de mi y más cerca de las olas más grandes.
"Él tenía que ser el deportista en la familia" murmuré enojada.

-Vamos Pau, sólo recuerda mantener el equilibrio-escuché a Matt gritar a lo lejos.
Mantener el equilibrio, Mantener el equilibrio. Me repetía mil veces en mi cabeza.

Muchos intentos & olas después logré ponerme en pie por el suficiente tiempo como para llegar a una ola de mayor tamaño, desafortunadamente me revolcó y volví a caer en el mar.

Así fue toda la tarde. Cuando estuve agobiada me salí casi arrastrando del agua & me tumbé en la arena. Tony todavía seguía en el mar.

-Estuviste bien para ser tu primera vez-me dijo Matt, ofreciéndome una botella de agua y una toalla.
-Pero él lo hizo mejor que yo-murmuré
-Sí... pero el lleva una semana aprendiendo
-¿En serio?-levanté una ceja-Cielos ¿cuándo lo conociste?
-Pues, un día estaba practicando justo en esta misma playa, el estaba con una chica caminando por aquí y me comentó que quería aprender, así que...
-Espera espera espera-lo interrumpí-retrocede...¿una chica eh?-así que mi primo sí había conocido "gente nueva".
-Sí...una chica...ahpero que no sabía por cuanto tiempo estaría en Port Spirit.
-Quizás fue el destino-comenté intrigada
-O una coincidencia.

5 comentarios:

Sharon´n dijo...

me gusto (:
Me encantaria aprender a sufear, pero ni el mar conozco o_O

Melina y Pandora dijo...

¡¡¡Que bonito!!! A nosotras también nos apetecía aprender este verano a surfear... sobre todo si es como lo escribiste tu eh? jejeje bueno, un beso muy grande de parte de las dos! :D

D. dijo...

me gusto este capp.. peroo quisiera que en el otro se supiera algo de Axelll..
beoss
pasate por mi blog http://labellezaestapordentro.blogspot.com/
byee =D

escuchando palabras dijo...

q lindo!!! besitos

Delirios de una chica bipolar . dijo...

Hola, he encontrado tu blog, y me encanta, tienes mucha personalidad, es precioso.
Me gustaria que te pasaras por el mio y me dieras tu opinion (: para mi es muy importante.Te espero en mis pequeños delirios .
http://delicadezadeunsuspiro.blogspot.com/
Delirios de una chica bipolar...]