18 septiembre, 2010

¿Ahora qué?

Esas dos cortas palabras flotaron a mi alrededor y resonaron como un eco dentro de mi.

Y...esas dos simples pero significantes palabras que aceleraron mi corazón...no las había dicho yo.

Axell y yo estábamos inmóviles, sin decir nada, uno frente al otro y por más que quería decir todo lo que mi mente estaba gritando dentro de mi en ese momento...no lo dije.

Quería saltar del sillón inmediatamente, caminar esos cortos pasos que nos separaban como si fueran kilómetros de distancia, abrazarlo, decirle todo lo que sentía y finalmente tener su rostro lo suficientemente cerca como para poder besarlo sin obstáculos, por que él sentía lo mismo por mi y ahora lo sabia.

-Yo...-no sabia si lo había dicho en voz alta o solo en mi mente

En ese mismo instante, en el momento más inadecuado que podía haber sido, escuché unos pasos...

-Yo...tengo que irme-regresé a la realidad, caí de mi nube y recordé por qué estaba ahí.
-¿Qué? pero...-Axell al igual que yo, no sabia que más agregar, había dicho lo que quería decir y pensó que con eso bastaría, que ya no necesitaria nada más que decir.

Me paré del sofá, me dirigí a la ventana, la volví a abrir quitándole el cerrojo dorado, me quité los tacones que me estaban matando y me coloqué en posición para saltar.
Al acercarme a la orilla y voltear para abajo agradecí que estuviera tan obscuro como para no poder ver a dónde podría caer.

Volteé por ultima vez detrás de mi, Axell me observaba incrédulo pero no se había movido del lugar en el que estaba ni un milímetro.

-Adiós Axell-me dolía algo dentro de mi al decir las palabras, sabía que si me iba en ese momento no tendría el valor suficiente después para decirle lo que no había dicho en el momento adecuado pero... no podía quedarme más tiempo ahí parada, pensando todo pero sin actuar.

Salté.

Subí el cristal de mi ventana en silencio, recorriéndola hasta que tuviera el suficiente espacio como para cruzar dentro, haciendo el menor ruido posible entré y fui corriendo de puntillas hasta la puerta que me dirigiría al pasillo de mi casa, cuando abrí la puerta sigilosamente vi todo obscuro, no había nadie despierto por suerte, llegué a mi habitación, mientras me quitaba del rostro todo el maquillaje y me vestía con la pijama más holgada que encontré en mi armario traté de pensar en todo lo que había ocurrido, desde Walter hasta Axell, deteniéndome un poco para reflexionar y hallar la forma de cómo resolver todos los líos que había pensado se solucionarían hoy, pero que al contrario, solo había empeorado.

No podía volver a pasar por todos esos dilemas, tenia que resolverlos, resolverlos lo más pronto posible.

_______________________________________________

Y esto! mis queridos seguidores es lo que ocurre cuando estás enfermo.
Lo siento si es muy corto, o no es lo que esperaban.
pero no me siento bien, no tengo mucha inspiración y me siento mal.
tengo urticaria por culpa de mi horrible alergia:c
NO PROMESAS.
no se cuando vaya a volver a escribir así que relax!

4 comentarios:

girlsrules dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH
ESTA FABULOOOOOSOOOOOOOOOO
ME ENCANTO..
PUES ESPERO K TE MEJORES NENA.. CUIDATE MUCHO..
ME ENCANTO.. TER MANDO UN BESO...
NO TE SOBREESFUERZES . <3
ME ENCANTA TU BLOG. LO LEO, PERO CASI NO ME DA TIEMPO DE COMENTAR

Maria Bel dijo...

Me encanta :)

Nina dijo...

hola yo te sigo sige mi blog

www.ninaworldd.blogspot.com

<3 sigeme<!!

Sujj♥ dijo...

Por fa, pasate por mi blog:D
http://warned-dreams.blogspot.com/
Comentame algo, a ver si te gusto:D
¡Gracias!